Historia

Nuestra historia comienza en 1720, cuando el propietario obtuvo el permiso de la Intendencia General de Cataluña para construir un molino de papel. En 1722 finalizó la construcción del molino de papel de Cal Tort y, en 1725, la familia empezó a producir papel de forma manual.

Ciento cincuenta y dos años más tarde, en 1877, los hermanos Miquel y Costas, sinónimo de papel de fumar, se establecen en Cal Tort. Desde allí, concretamente en 1880, empiezan a producir papel de fumar de la marca El Pino. En 1924 Miquel y Costas lanzó al mercado una segunda marca, Smoking, que todavía hoy se comercializa.

En 1990 se creó MB Papeles Especiales S.A., con un 50 % de participación del grupo Miquel y Costas. Seis años más tarde, en 1996, MB instaló una planta de producción de electricidad y, en 1999, inició la producción de papeles especiales gracias a una nueva máquina de fabricación de papel (PM2).

A principios del nuevo siglo, en 2002, la empresa adquiere el control de la totalidad de MB Papeles Especiales S.A. Sin embargo, la nueva era para MB empezó en 2006 con la producción de papeles overlay, nuevo buque insignia de la empresa.

Desde 2010 hasta hoy, MB ha abierto las puertas a una nueva gama de papeles especiales. Así pues, la creación en 2011 de Terranova Papers, S.A. por iniciativa de MB Papeles Especiales, S.A., responde al objetivo de aprovechar las sinergias de la empresa y dar servicio a dos mercados distintos, sumamente exigentes y en crecimiento: el sector de alimentos y bebidas y el de la automoción.

En la actualidad, casi tres siglos después, seguimos mejorando nuestros procesos para ofrecer los mejores papeles especiales posibles a los clientes.